Back to top
Superbebés: la lucha por sobrevivir en crisis humanitarias

Superbebés

La lucha por sobrevivir en crisis humanitarias
Superbebés: el reto de sobrevivirSuperbebés: mortalidad neonatalSuperbebés: armas para salvar vidasSuperbebés: Dentro de nuestra maternidadSuperbebés: galería de fotos

El reto de sobrevivir

En nuestras salas de neonatología en todo el mundo, los más pequeños luchan a diario por sobrevivir. Sus madres y nuestros equipos médicos están a su lado para ayudarles. Sin embargo, 7.000 recién nacidos mueren cada día durante el primer mes de vida. O, lo que es lo mismo, cinco cada minuto. Médicos Sin Fronteras estamos decididos a reducir la mortalidad en recién nacidos. Con unas sencillas estrategias y una formación específica, podemos hacer mucho más y salvar hasta el 80% de estas nuevas vidas.

En los últimos 30 años, la mortalidad infantil se ha reducido a la mitad. Sin embargo, la mortalidad en recién nacidos -durante los primeros 28 días de vida- se ha estancado y, ahora mismo, supone casi la mitad de las muertes de menores de 5 años.

En 2017, en todo el mundo murieron 2,5 millones de bebés durante el primer mes de vida; es decir, alrededor de 7.000 recién nacidos cada día, 5 cada minuto. ¿Por qué?

Durante años, los gobiernos y las organizaciones internacionales pensaron que la atención neonatal era tan compleja que irremediablemente requería especialistas y cuidados intensivos y que, por tanto, era muy difícil abordarla.

En consecuencia, los recién nacidos han sido ignorados durante años.

Es inaceptable que aún sigan muriendo recién nacidos por causas prevenibles solo en función del lugar donde han nacido.

Afortunadamente, la situación ha empezado a cambiar. Hoy existen evidencias médicas que demuestran que, gracias a estrategias sencillas, podemos reducir en dos tercios el número de muertes. Uno de los puntos clave para conseguirlo es entender que la salud neonatal no empieza cuando el bebé nace, sino mucho antes: durante el embazado y el parto.

Y es que la salud de la madre y del bebé deben ir unidas; son una pareja, una entidad. 

Entonces, ¿qué más podemos hacer para darle a cada bebé el mejor comienzo de vida posible?

Lactancia materna. Sencillo pero a veces difícil de implementar. Un bebé amamantado de forma exclusiva durante seis meses es 14 veces más probable que sobreviva que si no toma leche materna.

Otro punto clave: las matronas, los asistentes de las matronas, los enfermeros, los agentes de salud. Todo este personal debe conocer y ser capaz de implementar intervenciones sencillas para marcar la diferencia. Es verdad que algunos recién nacidos van a necesitar atención especializada pero, en la gran mayoría de casos, una atención esencial y estrategias sencillas a tiempo pueden salvar muchas más vidas de lo que pensamos.

 

Superbebés: el reto de sobrevivirSuperbebés: mortalidad neonatalSuperbebés: armas para salvar vidasSuperbebés: Dentro de nuestra maternidadSuperbebés: galería de fotos

Mortalidad neonatal

Más del 80% de las muertes en recién nacidos se deben a tres causas: los partos prematuros o el bajo peso al nacer, las complicaciones relacionadas con el parto (incluida la asfixia perinatal) y las infecciones neonatales.

Para cada una de estas causas tenemos una intervención sencilla que puede reducir significativamente el riesgo de muerte.

  • Partos prematuros o bebés de bajo peso al nacer -> Madre canguro

Un bebé prematuro, o por debajo de 2.500 gramos, tiene un riesgo mucho mayor a enfermar y morir. El método de la madre canguro (la mamá carga al bebé de forma continua y prolongada contra su piel) puede reducir hasta en un 40% la mortalidad neonatal en bebés prematuros y de bajo peso al nacer. Esta técnica permite controlar la temperatura (reduce en un 80% el riesgo de hipotermia), favorece la lactancia materna y reduce el estrés del bebé que es muy sensible a estímulos externos. Por lo tanto, el recién nacido suele ganar peso más fácilmente y recibe antes el alta médica, evitando infecciones.

 

  • Asfixia perinatal -> Bolsa-máscara de ventilación

El recién nacido no respira al nacer, así que tenemos que ayudarle a respirar lo antes posible. La Academia Americana de Pediatría ha creado un algoritmo simplificado que explica a las matronas qué tienen que hacer en este momento clave, que incluye el minuto de oro, el primer minuto de vida. El algoritmo básicamente les enseña cuándo y cómo usar una pequeña bolsa-máscara para hacer llegar aire a los pulmones del bebé. El 95% de los recién nacidos que necesitan alguna intervención durante el parto mejora solo con el uso correcto de esta máscara. En Tanzania, dos años después de su implementación, las muertes neonatales tempranas se redujeron un 47%.

 

  • Infecciones neonatales -> ¡Alerta, alerta!

Un recién nacido con una infección puede morir en 24 horas si no recibe antibióticos. Por ello, tenemos que formar a las personas que están con ellos (sus madres, cuidadores, agentes de salud comunitarios, matronas tradicionales…) en cómo reconocer los signos de alerta de forma temprana y así referirlos a estructuras médicas donde puedan recibir antibióticos. Los signos de alerta pueden ser: letargo, dificultad al respirar, convulsiones, fiebre o temperatura demasiado baja y/o bebés amarillos. En Malakal, Sudán del Sur, implementamos esta estrategia y el 39% de los niños referidos necesitaron antibióticos.

Superbebés: el reto de sobrevivirSuperbebés: mortalidad neonatalSuperbebés: armas para salvar vidasSuperbebés: Dentro de nuestra maternidadSuperbebés: galería de fotos

Armas para salvar vidas

En situaciones de crisis y conflicto, como en medio de la guerra en Yemen o en los campos de refugiados sursudaneses en Etiopía, las estructuras médicas colapsan y la población se enfrenta a innumerables dificultades para tener acceso a atención médica básica.

De hecho, los países en conflicto tienen las tasas de mortalidad neonatal más altas del mundo. Sin embargo, como dice Nadia Lafferty, nuestra compañera y referente de pediatría, es inaceptable que todavía hoy sigan muriendo recién nacidos por causas prevenibles solo en función del lugar donde han nacido.

Hoy contamos con herramientas y estrategias para ayudar a los recién nacidos a superar esos primeros 28 días críticos. Estamos decididos a llevarlas hasta los contextos más difíciles.

Superbebés: el reto de sobrevivirSuperbebés: mortalidad neonatalSuperbebés: armas para salvar vidasSuperbebés: Dentro de nuestra maternidadSuperbebés: galería de fotos

Dentro de nuestra maternidad

En el oeste de Etiopía, acompañamos a recién nacidos prematuros o afectados por infecciones y otras condiciones críticas en batallas por sobrevivir que pueden decidirse en segundos. Son superbebés; pequeños grandes luchadores que vienen al mundo en uno de los países con mayor mortalidad neonatal del planeta. Te invitamos a entrar en nuestra maternidad en Gambela y a conocer a Chout y Markuot.

Visita el reportaje completo "Nacer luchando: dentro de nuestra maternidad en Gambela":

Reportaje Superbebés: Nacer luchando - dentro de nuestra maternidad en Gambela

Superbebés: el reto de sobrevivirSuperbebés: mortalidad neonatalSuperbebés: armas para salvar vidasSuperbebés: Dentro de nuestra maternidadSuperbebés: galería de fotos

Galería de fotos