Back to top
22.11.2016

Irak: abrimos dos hospitales quirúrgicos de campaña para atender a los heridos

Como respuesta a la ofensiva de Mosul, nuestros equipos buscan atender a los pacientes gravemente heridos lo más cerca posible de las líneas de frente. Es ahí donde la atención quirúrgica puede marcar una diferencia entre la vida y la muerte.

-A A +A

La crisis humanitaria en Irak empeora a medida que la batalla en Mosul y en los alrededores de la ciudad se intensifica.

Como parte de nuestra respuesta a las necesidades médicas generalizadas, hemos abierto un hospital de campaña con capacidad quirúrgica a unos 30 kilómetros al norte de Mosul y estamos instalando un segundo en Qayyarah, a 60 kilómetros al sur.

"El objetivo es facilitar atención a los pacientes gravemente heridos en los combates", afirma Barbara Turchet, nuestra coordinadora general en Irak.

"El hospital al norte de Mosul se encuentra en la carretera principal de Dohuk y está especializado en la estabilización y en cirugía de urgencia vital. Para los heridos más graves, poder brindar cuidados lo más cerca posible de las líneas de frente puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte".

"Entre los primeros pacientes ingresados se encontraba una familia cuya casa fue alcanzada por un misil", explica Turchet tras señalar que "dos de sus miembros recibieron tratamiento en nuestra nueva instalación”. “Otros dos fueron estabilizados y remitidos al hospital en Al Shekhan. Hasta el momento, la mayoría de los pacientes tratados o estabilizados en el hospital de campaña presentaban heridas causadas por metralla o disparos", añade.

Las salas de urgencia ya están listas

Por su parte, el hospital de campaña en construcción en Qayyarah, ubicado dentro del complejo del centro de Atención Primaria de Salud ya existente en la zona, responde a las necesidades médicas detectadas por nuestros equipos al sur de Mosul.

Al igual que con el centro abierto en el norte, buscamos proporcionar atención quirúrgica lo más cerca posible de las líneas de frente.

Las salas de urgencias y de hospitalización ya están preparadas. De forma temporal, la instalación quirúrgica está emplazada bajo carpas inflables, a la espera de una estructura más estable en contenedores de transporte acondicionados.

Además, ambos hospitales de campaña están vinculados a centros médicos ya existentes en ciudades cercanas. Entre ellas, los pacientes se desplazan en ambulancias de la Dirección de Salud local. Precisamente, nuestros equipos médicos en el terreno se componen de personal adscrito a la Dirección de Salud que trabaja en colaboración con nuestro personal internacional.

Estabilizar cerca de la línea de frente

En los próximos días, planeamos desplegar puestos médicos avanzados más cerca de las líneas de frente. En estos centros, los pacientes podrían ser estabilizados antes de la remisión para una intervención quirúrgica en los dos hospitales de campaña.

Nuestros equipos móviles -ya prestaban atención médica y mental a los desplazados en las provincias de Erbil y Ninewa- han ampliado su intervención a las personas que han abandonado sus casas durante la campaña de Mosul y ahora residen en campamentos en Zelekan (al noroeste de Erbil) y Hasansham (al oeste de Erbil).

 

En MSF trabajamos en Irak sin interrupción desde 2006. Para asegurar nuestra independencia, no aceptamos fondos de gobiernos ni de agencias internacionales para nuestros programas en Irak. Así, nuestros proyectos en el país están financiados exclusivamente por donaciones de particulares.