Back to top

Francia

Los niños no acompañados que llegan a Francia a menudo están traumatizados por la violencia y el abuso que han sufrido en el viaje y terminan en centros de recepción inadecuados, donde deben hacer frente a un enredo de burocracia obstruccionista.

Mapa de las actividades MSF en Francia en 2018
1.400 
consultas individuales de salud mental
-A A +A

En 2018, nos centramos en ayudar a estos niños, en especial a aquellos cuyas solicitudes de protección infantil se habían rechazado por no ser reconocidos como menores de edad, a menudo por motivos discutibles.

Nuestros equipos, en colaboración con otras organizaciones, ofrecen algo de alivio y atención a estos niños, así como acceso al apoyo legal y a los servicios médicos, sociales, psicológicos y administrativos que necesitan.

Trabajamos en el centro que dirigimos en un suburbio de París, Pantin. En total, estos servicios beneficiaron a 787 menores en 2018; se presentaron más de 430 apelaciones judiciales y, si bien la mayoría aún estaban pendientes de resolución a finales de año, 94 ya han sido aceptadas y los niños asignados al cuidado de los servicios de protección infantil.

En colaboración con Utopia 56, una asociación que ayuda a los migrantes, creamos una red de familias voluntarias en el sur de Francia para alojar a los menores mientras dura su apelación, ya que durante ese periodo quedan excluidos de la protección o la asistencia del Estado.

También dirigimos clínicas móviles en París, que atendieron casi 1.000 consultas médicas en 2018.

Nuestros equipos siguieron evaluando la situación en todo el país a lo largo del año, especialmente en las fronteras con Italia y España. En 2018, la Policía fronteriza francesa continuó devolviendo por la fuerza a la gente a Italia y España; estas devoluciones impiden a estas personas que soliciten asilo y son contrarias a la ley.

También hicimos donaciones, incluyendo 10.000 mantas, para apoyar a otras organizaciones y asociaciones de voluntarios en Calais, Bayona, Nantes y París.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2018, contábamos con 4 profesionales y gastamos 2,2 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1987.