Back to top

Francia

.
-A A +A

Los migrantes y refugiados que intentaban llegar a Reino Unido quedaron varados en el norte de Francia, incapaces de avanzar más allá de Calais.

En Calais, el número de habitantes de la llamada ‘selva’ (un campamento informal para refugiados y migrantes) pasó de 3.000 a casi 10.000 entre septiembre de 2015 y septiembre de 2016. Tanto en este campo como en otros del norte de Francia, la falta de saneamiento y la exposición a las inclemencias meteorológicas fueron perjudiciales para la salud de estas personas, causándoles por ejemplo enfermedades de la piel e infecciones respiratorias.

Empezamos a trabajar en el área en 2015, cubriendo las lagunas en los servicios prestados por otras organizaciones, al tiempo que adaptábamos nuestras actividades a las nuevas necesidades que iban surgiendo. En la ‘selva’, ofrecimos atención médica hasta marzo, y agua y saneamiento hasta el verano; también dimos apoyo psicológico y nos ocupamos de gestionar un centro para menores no acompañados en colaboración con otras organizaciones.

En el asentamiento de Grande-Synthe, pasamos consulta médica y psicológica mediante clínicas móviles y en marzo completamos la construcción de un campo nuevo, compuesto por 370 albergues e instalaciones sanitarias y con capacidad para 1.300 personas. Traspasamos estas actividades a otras organizaciones en septiembre.

Durante el segundo semestre de 2016, las autoridades francesas cerraron progresivamente los asentamientos y los campamentos fijos. La ‘selva’ fue desmantelada en octubre y las cerca de 6.000 personas que aún vivían allí (entre ellas 1.900 menores no acompañados) fueron trasladadas a diferentes lugares de la geografía francesa. Detuvimos nuestras actividades médicas y psicológicas, pero seguimos vigilando la situación y prestando asistencia, ya fuese de forma directa o a través de otras organizaciones.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Francia entre enero y diciembre de 2016; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2016, contábamos en nuestros proyectos en el terreno en Francia con 29 trabajadores y gastamos 6,8 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1987.