Back to top

Francia

Muchos menores no acompañados que llegan a Francia están traumatizados por la violencia y el abuso que han sufrido en el viaje desde sus países de origen. Para la mayor parte, obtener el reconocimiento de su condición de menor de edad es un proceso arduo.

Proyectos MSF en Francia 2019
1.820  
consultas individuales de salud mental
-A A +A

En 2019, MSF siguió brindando asistencia a migrantes jóvenes que llegaban a Francia sin acompañamiento adulto. En muchos casos, sus solicitudes de protección infantil habían sido rechazadas, a menudo por motivos discutibles.

En colaboración con otras organizaciones, nuestros equipos les ofrecen apoyo y atención, y les facilitan el acceso a ayuda legal y a servicios médicos, sociales, psicológicos y administrativos. Estas actividades se organizan en un centro dirigido por MSF en Pantin, un suburbio de París. En total, 734 menores se beneficiaron de estos servicios en 2019.

Durante 2019, en colaboración con Utopia 56, una asociación de ayuda a migrantes, creamos una red de familias voluntarias en todo el país para alojar a menores mientras duran sus apelaciones, periodo durante el cual no reciben protección ni asistencia del Estado. Cientos de migrantes jóvenes y solicitantes de asilo en toda Francia tienen que dormir a la intemperie porque el Estado no les ofrece alojamiento, a pesar de que tiene la obligación de hacerlo. Por eso, a partir de diciembre, MSF comenzó a ofrecer alojamiento nocturno de emergencia a hasta 150 menores en París y Marsella.

También dirigimos clínicas móviles de atención médica para migrantes de todas las edades en París y continuamos controlando la situación en todo el país, especialmente en las fronteras con Italia y España. Al final del año, solicitamos una investigación parlamentaria para estudiar los abusos cometidos por las autoridades y acabar con la violencia ejercida contra el colectivo migrante y las personas que los ayudan.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 18 profesionales y gastamos 2,8 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1987.