Back to top

Francia

En Francia, en 2017 seguimos ayudando a los migrantes y refugiados que vivían en condiciones inhumanas y en un ambiente hostil.

.
-A A +A

En París, el norte de Francia y la frontera con Italia, los migrantes y refugiados se enfrentan a políticas y prácticas destinadas a evitar que puedan instalarse o reivindicar sus derechos. Obligados a esconderse de las autoridades, son cada vez más invisibles para la población local y esto los expone a sufrir abusos y violencia.

En 2017, operamos clínicas móviles de atención primaria y otras actividades médicas para llegar a este colectivo en París, donde más de 1.000 refugiados y migrantes vivían y dormían al raso y sometidos a un acoso constante por parte de las autoridades. Nuestros equipos realizaron alrededor de 2.500 consultas en las clínicas móviles y donaron 32.000 mantas y sacos de dormir (además de otros artículos esenciales básicos) en París y Calais. En enero y febrero de 2017, también proporcionamos alojamiento de emergencia a 2.000 personas, la gran mayoría de ellas menores de edad.

Los menores no acompañados se encuentran entre los colectivos más vulnerables. A menudo llegan solos a Francia después de superar un arduo viaje y tienen que lidiar con la falta de información, las inadecuadas instalaciones de acogida y un laberinto de burocracia que les imposibilita incluso registrar sus solicitudes. Algunos logran solicitar protección infantil y, si se reconoce que son menores, son atendidos por los servicios especializados. Pero si se rechazan sus solicitudes, quedan excluidos del sistema legal y se les niega cualquier asistencia.

En diciembre, abrimos un centro de día en Pantin, en los suburbios de París, para ofrecer un lugar de descanso, atención médica y apoyo social y administrativo a los menores no acompañados. En colaboración con varias asociaciones y abogados, los equipos de MSF siguen cada caso de manera individualizada.

Además, permanecimos atentos a la situación en todo el país, en especial en el norte y el sureste; también proporcionamos atención médica bien directamente o dando apoyo a otras organizaciones que ya trabajan en el terreno.

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Francia entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2017, contábamos en Francia con 10 trabajadores, entre personal nacional e internacional, y gastamos 1,3 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1987.