Back to top

Francia

.
-A A +A

En septiembre de 2015, Médicos Sin Fronteras inició un proyecto de atención médica para los refugiados y migrantes del campo conocido como 'la jungla' en Calais.

A principios de 2016, este campamento llegó a acoger a 6.000 refugiados y migrantes, en unas condiciones terribles a pesar de los esfuerzos de las organizaciones sin ánimo de lucro y las iniciativas locales de voluntariado. Calais se encuentra cerca del Eurotúnel, que desde hace años viene siendo utilizado por quienes, escondidos en camiones, intentan llegar a Reino Unido desde la Europa continental.

En colaboración con Médicos del Mundo, MSF empezó a proporcionar servicios médicos en el campo en septiembre de 2015. Posteriormente, y dado que el lugar es propenso a las inundaciones, MSF construyó una unidad para pacientes ambulatorios con el objetivo de mejorar la atención que se les estaba prestando y las condiciones de trabajo del personal sanitario. Entre 100 y 120 personas al día eran atendidas por estos equipos, con servicios de consulta médica, cuidados de enfermería y fisioterapia.

El equipo también asumió las actividades de agua y saneamiento: construyó 66 baños químicos y estableció un sistema de recogida de basura y gestión de residuos. Además, al estar estas personas malviviendo en pequeñas tiendas de campaña no aptas para el lluvioso clima invernal de la región, MSF construyó 80 refugios de madera con capacidad para cuatro o cinco personas.

Grande-Synthe, Dunkerque

También en Grande-Synthe, cerca del puerto de Dunkerque (al norte de Calais), había unas 2.500 personas (refugiados kurdos en su mayoría) viviendo en condiciones deplorables en un campo. Con el fin de mejorar sus condiciones, en un primer momento MSF construyó 22 letrinas y dos puntos de suministro de agua, y envió a un equipo médico para pasar consulta tres días a la semana. Más tarde, con el apoyo del Ayuntamiento de Grande-Synthe, MSF decidió construir un nuevo campo en mejores condiciones. Entre noviembre y diciembre se llevaron a cabo más de 2.100 consultas médicas en esta zona, la mayoría relacionada con infecciones de las vías respiratorias y sarna, causadas principalmente por la falta de higiene y saneamiento.

 

Este artículo ofrece una visión general del trabajo de MSF en Francia entre enero y diciembre de 2015; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2015, MSF contaba en sus proyectos en el terreno en Francia con 9 trabajadores y gastó 1 millón de euros en sus actividades médico-humanitarias. MSF trabajó por primera vez en este país en 1987.