ACTIVIDADES MÉDICAS

Salud sexual y reproductiva

En contextos humanitarios, es de vital importancia ofrecer servicios de asistencia en salud sexual y reproductiva (SRH, por sus siglas en inglés) ya que las personas afectadas por los conflictos tienen derecho a protección y asistencia. La asistencia a tiempo de servicios de SRH puede prevenir muertes enfermedades y discapacidades relacionadas con embarazos no deseados, complicaciones obstétricas y violencia sexual, infección por VIH y una serie de problemas reproductivos.

Los problemas de salud sexual y reproductiva son la principal causa de morbilidad y mortalidad para mujeres en edad fértil. Según datos de la OMS, en 2009, 536.000 mujeres murieron durante el parto, el 99% en países en desarrollo, y hubo 80 millones de embarazos no deseados.

¿Qué es? 

 

  1. Salud reproductiva es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no simplemente la falta de enfermedad o dolencia, la salud reproductiva trata los procesos reproductivos, sus funciones y sistema en todas las etapas de la vida. La salud reproductiva implica que las personas son capaces de tener una vida sexual responsable, satisfactoria y segura y que tienen la capacidad de reproducir y la libertad de decidir, cuando y con que frecuencia.
  2. Queda implícito el derecho de hombres y mujeres de estar informados y tener acceso a métodos de regulación de fertilidad de su elección que sean seguros, efectivos, asequibles y aceptables, y el derecho al acceso a servicios de salud adecuados que permitan que una mujer tenga un embarazo y parto seguros para proporcionar a las parejas con todo lo necesario para tener un hijo sano (1).

 

¿Cómo se diagnostica? 

 

  • Las mujeres, especialmente aquellas que viven en países en vías de desarrollo, sufren de forma desproporcionada de embarazos no deseados, complicaciones durante el embarazo y el parto y enfermedades de transmisión sexual incluyendo VIH, violencia sexual y de género y otros problemas relacionados a la salud reproductiva. La carga que supone un estado de salud débil es aún mayor entre ciertos grupos de mujeres como refugiadas, desplazadas internas, migrantes y trabajadoras del sexo y las estrategias para ofrecer servicios deben estar adaptadas a sus necesidades.
  • El objetivo de los servicios de salud sexual y reproductiva es reducir la morbilidad y mortalidad relacionada con la SRH a través del aumento de disponibilidad de servicios de calidad y el acceso a los mismos. Debido al gran impacto del cuidado obstétrico en la supervivencia de las mujeres y los neonatos, MSF priorizará los servicios y actividades relacionadas con el cuidado obstétrico.

 

La aceptación y el acceso a los servicios mejora si éstos son gratuitos, sensibles a la cultura local y se ofrecen junto a mensajes de educación a la salud. Involucrar a la comunidad en la toma de decisiones en cuanto a la organización y la provisión de servicios de SRH es esencial.

Se deben hacer esfuerzos para enfatizar la responsabilidad compartida con los hombres y promocionar su participación en la SRH. Además, MSF debe introducir servicios adaptados a los jóvenes  en sus programas, ya que los adolescentes tienen necesidades médicas específicas según su edad, sexo, educación y estado civil.

¿Cómo se trata? 

La salud sexual reproductiva incluye muchos componentes:

Cuidados prenatales y post parto además de atención a neonatos y emergencias obstétricas. Además, también incluye la violencia sexual, planificación familiar, actividades sobre fístula, prevención de transmisión del VIH de madre a hijo, las infecciones de transmisión sexual y, cuando la vida de la madre corre peligro, la terminación del embarazo segura.

Por ello, el abanico de servicios es muy amplio tanto a nivel de salud primaria como secundaria. Desde la asistencia en partos y cuidado de neonatos hasta cesáreas, transfusiones de sangre o actividades de prevención como educación para la salud.

 

***

 

(1) WHO: www.un.org/ecosocdev/geninfo/women/womrepro.htm

Retos:  

Deben hacerse esfuerzos continuos para mejorar la respuesta médica para prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo, ya que siguen siendo componentes que requieren de un gran esfuerzo en la SRH.

MSF tiene que poner énfasis en el vínculo entre cuidado post parto con planificación familiar para evitar oportunidades perdidas.

MSF tiene que fortalecer su respuesta en emergencias enviando comadronas de forma inmediata para poder dar cuidados obstétricos de emergencia que salvan vidas.