PAISES

Yemen

Personal sobre el terreno 
576
MSF trabaja en Yemen desde 1994
La violencia y la inestabilidad impiden el acceso a la atención sanitaria en algunas regiones de Yemen.
Apertura de una nueva sala de pediatría en el hospital de Al-Salam, Khamir.

Incidentes de seguridad dentro de las instalaciones sanitarias han contribuido a restringir todavía más el acceso. En 2012, Médicos Sin Fronteras (MSF) se vio obligada a suspender sus actividades en algunas zonas. MSF sigue promoviendo la política de no a las armas en las instalaciones de salud protegiendo a los pacientes y al personal.

El centro de salud de Huth cierra debido a un incidente de seguridad
En septiembre, el Ministerio de Sanidad decidió cerrar el centro de salud de Huth, en la gobernación de Amran, después de que un grupo de hombres armados entrasen y amenazasen al personal de MSF.

En cambio, el equipo del hospital de Al-Salam en Khamir incrementó sus actividades, abriendo una nueva sala de recién nacidos, una de pediatría, una unidad de cuidados intensivos y ampliando los servicios de maternidad. El programa nutricional ambulatorio fue traspasado al Ministerio de Sanidad.

Equipos móviles formados por personal de MSF y personal del Ministerio de Sanidad organizaron varias clínicas en zonas remotas como los valles de Oman y de Akhraf para detectar y tratar la malaria y la desnutrición. Se distribuyeron mosquiteras y el número de casos de malaria disminuyó a cero en el valle de Osman hacia finales del año. En total, más de 300 pacientes recibieron tratamiento.

Centro quirúrgico abierto en Adén
En abril, MSF abrió un centro quirúrgico de urgencias de 40 camas en el hospital de Al-Wahda, en Adén. Los pacientes que necesitan cirugía reconstructiva especializada son referidos desde aquí y Saná a Amman, Jordania (ver página 58).

A finales del año, la mayoría de los desplazados a causa de los disturbios habían regresado a casa, y el equipo se retiró de las tres clínicas en la ciudad.

Servicios quirúrgicos de urgencia
En la gobernación de Ad-Dali, MSF trabajó en el departamento de urgencias del hospital de Al-Naser y gestionó las referencias quirúrgicas a Adén. El equipo también mejoró la gestión de residuos y la esterilización, y donó medicamentos y material médico para el quirófano.

En la gobernación de Abyan, el personal proporcionó servicios de urgencias, cirugía y de maternidad en el puesto médico en Jaar, hasta que las autoridades reabrieron el hospital de Al-Razi en junio. El hospital había cerrado en septiembre de 2011 después de que un ataque contra el centro acabase con la vida de siete personas. MSF también apoya al hospital de Lawdar y a otras instalaciones sanitarias en Abyan con donaciones de medicamentos y material médico.

A principios del año se produjo un brote de sarampión en Amran y Ad-Dali. El personal de MSF trató a 395 pacientes. En Abyan, 83 personas fueron tratadas por dengue.

Apertura de una programa de salud mental
Un equipo de MSF empezó a proporcionar asistencia a la salud mental a migrantes en Haradh, gobernación de Hajjah, que es una de las principales rutas del Cuerno de África hacia los estados del Golfo.

Reducción de las actividades en Hajjah y Lahj
Las actividades en el hospital cerca de Al-Mazraq, en Hajjah, y en el hospital del distrito de Radfan, gobernación de Lahj, se redujeron, cuando la situación para los desplazados se estabilizó. En diciembre, MSF se retiró del centro de salud de Al-Hosn.