Back to top

Aquarius: 630 vidas, una penosa historia

No podemos mirar hacia otro lado mientras la gente muere ahogada en el Mediterráneo. Llegan a Valencia los 630 niños, mujeres y hombres rescatados, tras días de cansancio e incertidumbre. Esta penosa historia no puede volver a pasar.

El pasado 10 de junio, 630 personas fueron rescatadas en aguas internacionales del Mediterráneo. Huían de la violencia extrema en Libia y buscaban una vida mejor en Europa.

Pero Italia cerró de manera vergonzosa sus puertos al buque Aquarius y se negó a dejarnos desembarcar, jugando con la vida de esas 630 personas. Exhaustos, heridos y algunos de ellos en estado crítico, los rescatados al fin han llegado al puerto de Valencia.

¡Súmate a nuestro llamamiento!

“No podemos mirar hacia otro lado mientras la gente muere ahogada en el Mediterráneo”

¡Quiero sumarme!

La historia

EL RESCATE: EN PLENA NOCHE, CON UN MAR ATERRADOR

Una noche, seis rescates

629 personas fueron rescatadas durante la noche del sábado 9 al domingo 10 junio, cuando nuestro buque Aquarius llevó a cabo seis operaciones de rescate y transferencia en el lapso de nueve horas, todas ellas siguiendo las instrucciones del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC).

El rescate de dos botes de goma se volvió crítico cuando uno se rompió en plena oscuridad, abandonando a su suerte a más de 40 personas en el agua.

Tras rescatar a nada menos que 229 personas de estos dos barcos, el IMRCC solicitó al Aquarius que aceptara la transferencia de personas rescatadas por la Marina italiana y los guardacostas el 9 de junio.

El Aquarius transbordó a 129 personas de un primer barco de la Guardia Costera Italiana (CP 312), seguido de otros 64 de un segundo. Finalmente, a otros 88 supervivientes más de un tercer barco.

Posteriormente, el buque San Giusto asistió a nuestros equipos del Aquarius para un último transbordo: 119 personas fueron transferidas del barco mercante italiano MV Jolly Vanadio al Aquarius.

CRISIS INTERNACIONAL

A pesar de transbordar a los rescatos por la Marina italiana y por los guardacostas al Aquarius, el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano se negó a asumir la responsabilidad de llevar a los 630 rescatados a un puerto cercano y seguro.

Ni Italia ni Malta autorizan el desembarco.

Aloys Vimard

"Actualmente estamos en aguas internacionales entre Malta y las costas de Sicilia. Hay 630 personas a bordo: 11 niños pequeños, 123 menores no acompañados, más de 80 mujeres y siete mujeres embarazadas.

El barco está abarrotado y estamos por encima de nuestra capacidad. Tenemos personas muy vulnerables a bordo y la mayoría de ellas están agotadas; han estado en el mar ahora durante más de 72 horas.

Mientras que los españoles nos han ofrecido un puerto para atracar, se trata de un viaje de entre cuatro o cinco días. No somos un barco de pasajeros e instamos a los puertos seguros más cercanos a que nos permitan desembarcar.

Estamos siendo muy transparentes con todos a bordo. Es importante que entiendan lo que está sucediendo. Les hemos dicho que somos una organización humanitaria, que no los devolveremos a Libia bajo ninguna circunstancia, y que serán llevados a un puerto seguro".

Aloys Vimard, nuestro coordinador de proyecto a bordo del Aquarius. 12.06.2018

TRASLADADOS A VALENCIA

12.06.2018: el plan del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC) es desembarcar a las 630 personas en Valencia.

El Aquarius recibe instrucciones para transbordar a 400 personas a barcos de la Marina italiana y trasladar a los otros 229 rescatados a Valencia. Pero esto reduce mucho la capacidad de salvamento en la zona de rescate.

Motivos políticos fuerzan a estas personas, exhaustas, a soportar un viaje aún más largo.

Mientras tanto, nuestro equipo brinda atención médica a una veintena de pacientes con quemaduras químicas graves. Las lesiones se deben a la exposición prolongada a la mezcla de combustible y agua de mar que se acumula en el fondo de las balsas de goma.

LLEGAN A VALENCIA: ¿Y AHORA QUÉ?

Los migrantes y solicitantes de asilo están atrapados entre la agenda política de Italia y las del resto de Europa. Hacemos un llamamiento a los Estados miembros de la UE para que resuelvan urgentemente esta disputa política sobre el sistema de asilo y el reasentamiento de refugiados en Europa.

Nuestro buque Aquarius continuará con las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central mientras los gobiernos no asuman sus responsabilidades.

Los gobiernos europeos deben permitir a las organizaciones humanitarias el desembarco de las personas rescatadas en el puerto de seguridad más cercano y mejorar sus mecanismos de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central.

¡Súmate a nuestro llamamiento!

“No podemos mirar hacia otro lado mientras la gente muere ahogada en el Mediterráneo”

¡Quiero sumarme!