Back to top
18.12.2019

Las principales rutas migratorias del mundo

Mediterráneo, México, mar Rojo, Venezuela, Siria, Yemen… En el Día Internacional del Migrante recordamos la urgente necesidad de asistencia médico-humanitaria de millones de personas que han tenido que abandonar sus hogares en busca de seguridad y protección.

-A A +A

A día de hoy, 70 millones de personas han sido obligadas a abandonar sus hogares en todo el mundo. Es la cifra más alta de la historia moderna.

Estas 70,8 millones de personas, cada una de ellas, han huido de peligros extremos, ya sea para escapar de bombardeos implacables, de un ejército invasor, de la violencia de pandillas, o de otras circunstancias que amenazan sus vidas.

Ya sea en el Mediterráneo, en México, en Etiopía, en Sudán del Sur, en Nigeria… en todo el mundo, existen grandes movimientos de población motivados por las necesidades extremas y la miseria, a lo largo de rutas migratorias a menudo peligrosas y marcadas por la explotación y la violencia.

Trabajamos en zonas de conflicto donde millones de personas han sido desarraigadas, obligadas a dejar su tierra, parte de su identidad. Es el caso de Siria, Irak, Afganistán, Sudán del Sur y República Democrática del Congo.

También estamos presentes en Europa y en América, donde atendemos a miles de refugiados y desplazados en algunas de las rutas migratorias más peligrosas y mortales del mundo.

Cada vez más, las personas en tránsito, en situación de máxima vulnerabilidad, están tratando de sobrevivir no solo a los angustiosos desafíos que supone la migración en sí, sino también a las perjudiciales políticas de disuasión que son puestas en práctica por gobiernos que intentan mantener alejados a toda costa a los migrantes y solicitantes de asilo.

Por su extrema vulnerabilidadlos refugiados, migrantes y solicitantes de asilo son prioritarios para nosotros. Estamos comprometidos con ellos.
 

Estas son las rutas migratorias más importantes del mundo:

  • MEDITERRÁNEO

En lo que va de 2019, más de 8.400 personas han buscado seguridad en Europa cruzando el Mediterráneo central desde Libia, de las cuales más de 500 han muerto en el intento. Desde 2014, son más de 17.000 las personas se han ahogado en el Mediterráneo, que se ha convertido en una de las fronteras más letales del mundo.

Desde que comenzamos a operar en los mares Mediterráneo y Egeo en la primavera de 2015, hemos rescatado a más de 60.000 personas y asistido a otras 20.000 en transferencias hacia y desde otros buques civiles y gubernamentales.

 

  • MÉXICO

Hemos brindado atención médica y de salud mental básica a decenas de miles de personas en refugios a lo largo de las diversas rutas migratorias de México desde 2012. Se estima que 500.000 personas cruzan a México cada año. La mayoría que conforma este flujo de migración masiva se origina en El Salvador, Honduras y Guatemala, conocido como el Triángulo Norte de América Central (NTCA), una de las regiones más violentas del mundo.

La violencia extrema y la pobreza en el NTCA obligan a muchas personas a huir de sus hogares. A lo largo de la ruta, los solicitantes de asilo y refugiados migrantes en México enfrentan secuestro, extorsión, violencia sexual, tortura y ejecución. Son aprovechados por redes criminales, en muchos casos con la complicidad de las autoridades nacionales.

Además, las agresivas políticas migratorias que EE. UU. y México han adoptado en estos últimos años hacen que cada vez más personas queden atrapadas en un entramado burocrático que las obliga a regresar una y otra vez al mismo contexto de violencia del que intentaban escapar o a deambular por territorios cada vez más inseguros.
 

  • MAR ROJO

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en total, se estima que 84.378 africanos del este (en su mayoría, etíopes) llegaron en los primeros seis meses de 2019 a Yemen, con el objetivo de llegar principalmente a Arabia Saudí. Esta ruta ya es la ruta de migración mixta más grande del este de África. Si las tendencias continúan, las llegadas para 2019 podrían superar el récord de 159.838 refugiados y migrantes que se estima que llegaron a Yemen en 2018.

Desde marzo de 2017, Arabia Saudí ha estado deteniendo y deportando a inmigrantes que viven de manera irregular en su territorio. De media, 10.000 etíopes son deportados al aeropuerto internacional de Bole en Addis Abeba cada mes. Hasta noviembre de 2019, 320.000 personas habían sido deportadas, 90% involuntariamente.
 

  • VENEZUELA

Más de 1,6 millones de venezolanos han cruzado la frontera desde Venezuela hasta Colombia y se exponen a inseguridad, condiciones de acogida precarias y una respuesta estatal limitada. Se trata del segundo movimiento de población más grande del mundo. Por todo ello, hacemos un llamamiento en pos de un mayor compromiso de la comunidad internacional para atender esta crisis.

Y es que estamos frente a un éxodo de más de 4,7 millones de personas de las que una tercera parte se ha asentado en Colombia, un país que no tiene las condiciones para responder de la manera adecuada.

Urge dejar de minimizar el sufrimiento de los migrantes venezolanos y, por contra, exigir una mayor financiación sin condiciones que permita una respuesta estable y coherente a la altura de la magnitud de la situación. 
 

  • SIRIA Y YEMEN

A 1 de diciembre de 2019, hay registrados 5.661.341 refugiados sirios, dos terceras partes de ellos en Turquía y el resto mayoritariamente en países de la zona como Líbano, Jordania e Irak, según ACNUR. Las cifras casi no han dejado de crecer desde el inicio del conflicto, hace nueve años.  En los últimos 12 meses, más de 70.000 sirios han solicitado asilo en la Unión Europea (fuente Comisión Europea). Desde Yemen, ACNUR calcula que han salido unas 350.000 personas, la mitad de ellas hacia Etiopía, y el resto a otros países cercanos, como Djibouti, Omán y Arabia Saudí. Se calcula que hay unos 3,65 millones de desplazados internos, el 80% de ellos desplazados durante más de un año.