Back to top

Guinea-Bissau

Durante décadas, Guinea-Bissau se ha visto afectada por la inestabilidad política, lo que ha perjudicado al desarrollo del país y provocado que los servicios públicos sean deficientes. Concretamente, la atención médica está gravemente limitada debido a la escasez de recursos y de personal cualificado.

Mapa de proyectos MSF Guinea-Buissau
2.370  
hospitalizaciones, incluidas las de 1.430 recién nacidos
1.330  
personas con malaria tratadas
14.200  
ingresos en urgencias
-A A +A

En 2019, las actividades de Médicos Sin Fronteras siguieron centradas en la atención pediátrica. Las principales enfermedades que afectan a los niños en este país son las infecciones respiratorias, la malaria, la diarrea y la meningitis; en los recién nacidos, las causas principales de muerte son la asfixia y la septicemia.

Nuestros equipos dirigen las urgencias pediátricas y las ucis pediátrica y neonatal en el único centro de atención terciaria del país, el Hospital Nacional Simão Mendes de Bissau, la capital.

En las urgencias pediátricas, implantamos un sistema de priorización que garantiza una atención más rápida y eficaz, y trabajamos en estrecha colaboración con el Ministerio de Salud para asegurarnos de que se implementaban los protocolos y procedimientos correctos para reducir la mortalidad infantil. También brindamos apoyo al personal del Ministerio con capacitación y el desarrollo de habilidades de gestión.

En cuanto a la atención neonatal, se necesitan muchos recursos, pero en este hospital demostramos que se puede ir más allá de lo básico, incorporando nuevos protocolos y tecnologías que generalmente no se aplican en los países en desarrollo. Para abordar las necesidades de pacientes con condiciones más complejas y críticas, incorporamos nuevas herramientas y tecnologías, como los dispositivos de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) para bebés con problemas respiratorios, las incubadoras, las pruebas PCR (proteína C reactiva) para el diagnóstico de la septicemia y protocolos específicos de control y prevención de infecciones.

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2019; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2019, contábamos con 247 profesionales, entre personal nacional e internacional, y gastamos 4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1998.

En 2019, MSF España era la única sección de MSF con actividades en el país. Si quieres conocer más en profundidad nuestro trabajo allí, consulta nuestro ‘Informe de Misiones’.