Back to top

Burkina Faso

En 2020, Médicos Sin Fronteras intensificó sus actividades en Burkina Faso, donde abrió varios proyectos nuevos y brindó atención a las comunidades vulnerables afectadas por la violencia.

Mapa de proyectos MSF en Burkina Faso en 2020
589.400 
consultas externas
226.700 
casos de malaria tratados
149.900 
vacunaciones contra el sarampión en respuesta a una epidemia
44.200 
consultas prenatales
-A A +A

La cifra de personas desplazadas por el conflicto aumentó de las cerca de 560.000 a finales de 2019 a más de un millón en diciembre de 2020.1 Las regiones de Sahel, Norte y Centro-Norte fueron las más afectadas por la inseguridad. Decenas de miles de personas huyeron de sus hogares y se movieron por estas regiones en busca de seguridad.

Nuestros equipos ayudaron a las personas desplazadas y a las comunidades de acogida en estas regiones, pero la creciente inseguridad planteó una barrera importante para MSF y las otras organizaciones humanitarias que intentaban brindar asistencia.

A pesar de las preocupaciones de seguridad y la pandemia de COVID-19, aumentamos nuestro apoyo y prestamos servicios médicos generales y especializados. También donamos artículos de primera necesidad (como kits de cocina y de higiene), distribuimos agua mediante camiones y dimos apoyo a campañas de vacunación.

Además de abrir nuevos proyectos en la región de Centro-Norte –en las localidades de Kaya, Pissila, Pensa, Kongoussi y Bourzanga–, respondimos a varias emergencias en las regiones de Sahel, Centro-Norte, Norte y Este. En Este, donde los grupos armados siguen siendo una amenaza, donamos kits quirúrgicos para aumentar la capacidad del hospital de Pama. En marzo, desplegamos clínicas móviles para ayudar a las personas que huían de la violencia en la región Norte y las vacunamos contra el sarampión tras un brote en las aldeas de Boromo y Dédougou (en la región de Boucle du Mouhoun). En junio, un equipo viajó a Silmangué, en Centro-Norte, para dar atención médica y distribuir tiendas de campaña y otros artículos esenciales a las personas damnificadas por las inundaciones y las fuertes lluvias. En julio, respondimos a un brote de hepatitis E en Barsalogho, también en Centro-Norte.

Para responder a la pandemia de COVID-19, nuestros equipos lanzaron intervenciones a corto plazo, con seguimiento ambulatorio, rastreo de contactos y actividades de concienciación en la capital, Uagadugu, y en la segunda ciudad más grande, Bobo-Dioulasso (en la región de Hauts-Bassins). También ofrecimos capacitación, apoyo y vigilancia epidemiológica en nuestros proyectos regulares y a estructuras de salud en las áreas en las que trabajamos.

 

1 Consejo Nacional de Ayuda de Emergencia y Rehabilitación (CONASUR).

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en este país entre enero y diciembre de 2020; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo. En 2020, contábamos con 691 profesionales,* entre personal nacional e internacional, y gastamos 22,4 millones de euros en nuestras actividades médico-humanitarias. Trabajamos por primera vez en este país en 1995.

En 2020, MSF España era una de las secciones de MSF con actividades en el país. Si quieres conocer más en profundidad nuestro trabajo allí, consulta nuestro ‘Informe de Misiones’.

* La cifra de personal equivale al total de puestos a tiempo completo o FTE (del inglés full-time equivalent). Por ejemplo, dos personas a media jornada equivalen a un FTE.